Filtros de altas frecuencias o de resalte de contornos

Los filtros de altas frecuencias son los que resaltan o solamente dejan pasar los cambios bruscos de intensidad, mientras que eliminan o minimizan los cambios suaves o degradados. En general, los cambios bruscos de intensidad se producen en los bordes de los objetos. Por esto, los filtros de altas frecuencias son adecuados para resaltar o para individualizar estos bordes.

En el dominio de las frecuencias, este tipo de filtros reforzaría las altas frecuencias (frecuencias de periodo corto, que tienen efectos sobre localizaciones muy concretas de la imagen) al tiempo que eliminaría las bajas frecuencias.

En el dominio espacial de la imagen bidimensional, los filtros de alta frecuencia suelen simularse por el valor absoluto de la diferencia entre cada píxel y los píxeles que le rodean.

Existen muy diversos tipos de alta frecuencia, también denominados filtros gráficos. Suelen utilizarse para extraer contornos de objetos o también en combinación con la imagen original para reforzar estos contornos, mejorando su nitidez y dando la impresión de una mejora de enfoque.

Macrofotografía de un acero con inclusiones de grafito. La imagen de la derecha muestra el resultado de aplicar de un filtro típico de altas frecuencias, con un radio de 5 píxeles, a la imagen de la derecha. El resultado son los contornos de las inclusiones de grafito

Una técnica frecuente de filtrado de baja frecuencia suele ser la aplicación de una función resultante de la transformación laplaciana de la función de distribución normal. Este tipo de filtro minimiza las variaciones del fondo de la imagen, sin eliminarlas totalmente, al tiempo que resalta todos los contornos.

Resultado de la aplicación de un filtro de tipo laplaciano a la fotografía de un dibujo.

Volver a Mejora de imagen